08 Jan

2018

El nuevo marco normativo ofrece la posibilidad por parte las personas que ostentan la titulación de Capitán de Yate la oportunidad de asociar a esta titulación atribuciones con carácter profesional (PPER) en el ámbito de la náutica de recreo, una vez superada la prueba de aptitud en materia de reglamentación que se realizará en el ejercicio de la competencia evaluadora que por ahora reside en la D.G.M.M.

Por ello desde la Escola Port / Formación Profesional del Mar diseñamos un formato de curso adaptado a la consecución de estos objetivos. Aprobar el examen teórico optimizando la inversión en tiempo y en otros recursos personales por parte del alumno que de otro modo podría llevar a una larga y costosa tarea individualizada.

Aunque el último esfuerzo será siempre del alumnado hacer frente a este momento no es lo mismo si lo hace con las herramientas que desde aquí dotamos para entender y disgregar el conjunto de conceptos y contenidos qué, aunque dilucidándose de la norma legal a veces son de difícil comprensión.

Cabe decir que la densidad de contenidos recogidos en la normativa parte de tres puntos clave:

1º El legislador como tal a la hora de regular un ámbito determinado lo ve desde un prisma puramente teórico-jurídico no estando realmente en la realidad física que subyace, de manera que la interpretación de lo que legisla requiere por parte del personal docente multitud de aclaraciones para no caer a veces en contradicciones y absurdos que nos llevarían a dar en muchos casos vueltas en círculo sobre un determinado concepto. Es preciso un profundo conocimiento práctico por parte del formador para poder hacer ver la realidad de ciertos conceptos escritos en la norma. De hecho, ésta es aplicada con matices diferentes por parte de las deferentes unidades administrativas tanto centrales como periféricas, lo que lleva al administrado a no solo conocerla l sino a aproximarse al criterio en su aplicación.

2º Los continuos cambios normativos y modificaciones legislativas de normas que, aunque no derogadas si se encuentran desfasadas llevan a la adición de enmiendas puntuales que enturbian su comprensión, por ello una guía concreta y definida de que conceptos son los importantes y desde que puntos de vista acometerlos es fundamental, labor que sin dudad también le corresponderá al docente.

3º Por último, y en la línea que nos es habitual, pretendemos ya que hay que hacer una inversión de tiempo, ésta no se resuma a la idea de aprobar un examen, si no a formar, que esa es la función de una escuela. Con lo que los conceptos tratados nos van a permitir tener una visión en conjunto de la normativa legal que va a amparar nuestra posterior actividad profesional y por lo tanto asociada a una responsabilidad que no podemos eludir en el ejercicio de nuestro trabajo, tanto en lo que se refiere a obligaciones como a derechos.

En resumen, una síntesis clara y concisa de todos los contenidos que nos llevan a su comprensión justo en la profundidad necesaria para poder atender la exigencia del examen es garantía de éxito ya que supone un porcentaje elevado del trabajo “de campo” a realizar por el alumno y éste ya lo tiene hecho desde el momento que viene a clase.

El grado de profundidad de estudio es una cuestión importante ya que de nada nos servirá conocer un cuerpo legal en suma profundidad si no hemos profundizado en el resto, o al menos no con la profundidad exigida por el ente evaluador, ya que el resultado del examen será una composición de todo el temario. Este es un error habitual en los candidatos y que desde la escuela podemos evitar mediante un análisis de los contenidos de examen que ha habido hasta la fecha, sin duda no muchas convocatorias, pero suficiente para que las preguntas planteadas en el aula sean las que caigan en el examen.

Por todo ello y como jefe de estudios de la Escola Port, en un intento de sacar el mayor provecho a vuestro esfuerzo personal he propuesto el curso que tenéis a vuestra disposición, entre otros, y que aparecen en la carta ofertada por nuestra escuela para que podáis completar toda la trayectoria formativa requerida para poder realizar un peculiar y apasionante trabajo en la mar.

 

Raúl Serrano Amado

Jefe de estudios Escola Port / Formación profesional del Mar

Barcelona 8 de enero 2018