La embarcación más destacada de la fotografía es una golondrina parada en el dique del Este. En Barcelona «Las Golondrinas» son todo un clásico del puerto para ver la ciudad desde otra perspectiva.

Parece ser que la idea de ofrecer este servicio en el puerto fue de Leopoldo Herrera Jué, un cubano de Matanzas, hijo de un indiano catalán y una francesa, que vio que Barcelona necesitaba un transbordador marítimo como el que disponía la bahía de su ciudad. En 1884 puso el negocio en marcha, pero la cosa no debió funcionar muy bien, porque en 1887 lo adquirió Feliciana Goñi relanzándolo en 1888 a raíz de la Exposición Universal, desde entonces las golondrinas sólo han interrumpido sus trayectos durante la guerra civil.

image107