En el actual Muelle de la Barceloneta, en el siglo XIX llamado Muelle de la Riba, se amarraban barcas y los burros transportaban cargas arriba y abajo. En este ambiente marinero es donde se instalaron las primeras pudes, unos antiguos almacenes del puerto reconvertidos en una especie de tabernas con condiciones poco higiénicas.

 

En las pudes se cocinaba el pescado recién pescado, pero sobre todo, era el lugar donde pescadores, trabajadores del puerto y gente de los bajos fondos hacían fiesta y se divertían. Estos antiguos almacenes estaban construidos bajo la muralla, aprovechando el desnivel, eso los convertía en espacios húmedos y con poca ventilación.
image92