Por estas puertas circulares de corte neoclásico se entraba y se salía por vía marítima a la ciudad amurallada desde el año 1842. En primer plano podemos observar la monumental Fuente del Genio Catalán, en el año 1856, dedicada al Marqués de Camposagrado, capitán general de Cataluña. El Portal de Mar dejó todo el protagonismo a la fuente de estilo imperial en 1859, año en que fue derribado junto con la Muralla de Mar.
image91