12 Oct

2019

Tendemos a pensar que el sector náutico es un sector masculino, un mundo para hombres en el que las mujeres no tienen demasiada cabida. No hay nada más lejos de la realidad que dicha generalización. Las oportunidades en el sector están muy repartidas y es un ámbito que requiere de la presencia de mujeres en muchas de las posiciones que se oferta. ¿Es el sector náutico un sector masculino? ¡Descubre la opinión de una de nuestras alumnas!

¿El sector náutico un sector masculino?

Llegué a Barcelona hace 9 años y empecé a trabajar en un hotel 5* mientras estudiaba.

Después de 7 años trabajando en el mismo hotel y encontrándome estancada en un puesto de trabajo donde no me veía crecer decidí darle un giro a mi vida y empezar a estudiar para poder trabajar de marinera. 

Me informé en varias páginas para ver qué tipo de trabajo me interesaría más, y entre todas las páginas que leí y las experiencias de gente que conocí, lo que más me atraía era ser marinera en yates privados. Implica vivir en el yate compartiendo camarote con un@ compañer@, ayudar el patrón/capitán en las maniobras, si se hacen actividades náuticas ayudar los clientes a subirse y dar las normas de seguridad, dependiendo de las empresas y del tamaño del barco, los marineros se encargan también del servicio y de la limpieza del interior.

¿Cómo formarse en el sector náutico siendo mujer?

Busqué escuelas náuticas en Barcelona y encontré a Escola Port, fui a visitarlos para que me asesorarán y me aconsejaron hacer 3 cursos, los que comúnmente se llama STCW95 o STCW10 en las ofertas de trabajo: Formación básica en seguridad, Formación básica en protección marítima y Buques de pasaje.

Los cursos fueron muy divertidos así como instructivos, la parte que más me gustó fue la de prácticas de supervivencia en el mar en la Formación básica en seguridad, y el buen ambiente que había en cada grupo. De hecho sigo en contacto con varios compañeros, nos ayudamos cada uno a encontrar trabajo, este verano no se ha quedado nadie con los brazos cruzados. La escuela también dispone de una bolsa de trabajo y nos ayudó en nuestra búsqueda con los contactos que tienen.

Mi primera duda antes de hacer este cambio radical fue: ¿Será un trabajo demasiado duro físicamente para mi? ¿Porqué hay tan pocas mujeres en este sector? ¿Será el ambiente machista?

Mi experiencia en el sector

Lo que encontré para mi gran sorpresa fue todo lo contrario. Sí, es un trabajo físico, pero es también muy placentero, el contacto con el cliente, el estar en el mar cada día, poder encontrarse con su fauna (delfines, ballenas, tortugas…), y las relaciones entre compañeros de trabajo son muy positivas y proactivas.

Realmente recomiendo a cualquier persona que le guste el mar y se encuentre en una situación parecida hacer lo mismo. ¡No importa el género, sino las ganas! Por ello, si me preguntas si ¿es el sector náutico un sector masculino? mi respuesta es clara: NO.

Sole Carpaneto